"La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle"

"La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle"
"La primera tarea de la educación es agitar la vida, pero dejarla libre para que se desarrolle" María Montessori.

lunes, 6 de julio de 2015

EL EMOCIONARIO DE LOS PEQUES (ParteIII)
LA TRISTEZA :(


Hola, profes y familias: hoy comparto con vosotros un poco más del estupendo emocionario que mis peques y yo fuimos tejiendo despacito, despacito como los ratoncitos!! siempre en un ambiente de diálogo, escucha y respeto.

La tristeza es ese sentimiento que invade el cuerpo y el alma dejando una huella dulce y amarga. Cuando la sabemos acariciar nos ayuda a crecer interiormente, haciéndonos fuertes. Estar triste es algo completamente normal. Todos tenemos derecho a abrir las puertas a la tristeza y dejar que permanezca el tiempo que necesitemos para que nos acompañe en nuestras reflexiones y diálogos interiores.

¿Y qué situaciones les hacen sentir tristes a nuestros peques? esto es lo que ellos cuentan:

A los 3 años:

- cuando papá y mamá se enfadan se ponen muy tristes y lloran.
- les riñen por no recoger.
- alguno cuenta que le da mucha tristeza meterse en el agua.

A los 4 años:

- cuando algo que les gusta mucho se pierde y no aparece.
- un amigo se enfada.
- rompen algo sin querer.
- les riñen un poco por dejarlo todo hecho un bardal ( en Cantabria esto quiere decir "muy desordenado") y no recoger.

A los 5 años:

- cuando las cosas no se solucionan hablando y no les escuchan.
- se muere un ser querido.
- que haya niños/as un poco abusones en el parque.

ACOMPAÑAMIENTO RESPETUOSO DE LA TRISTEZA: DESDE EL DIÁLOGO Y LA CONFIANZA MUTUA

- cuando un niños/a está triste jamás hemos de juzgar su estado de ánimo.
- un abrazo, una mirada, ofrecen el bálsamos necesario para aliviar el alma; son vitaminas necesarias para que el niño/a vuelva a sonreír.
- escuchar activamente sin interpretar desde un prisma adulto aquello que nos cuentan los niños/as, respetando sus silencios hace que el niño/a confíe en nosotros como acompañantes de sus procesos emocionales.
- compartir con ellos situaciones en las que nos hayamos sentido tristes y cómo lo hemos superado. Les ayudará a elaborar y gestionar su estado de ánimo. Así abrimos la puerta a un diálogo que les hará sentirse comprendidos y seguros.

Así expresan la tristeza:

Una montaña muy triste, mirar las montañas me da tristeza.




A veces la lluvia. No me gusta nada de nada.
Qué mal se pasa cuando dos amigos discuten.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, no pongáis el nombre o el link de vuestro blog en el comentario (de ser así no será publicado). Me pasaré por vuestras bitácoras a través de vuestros nombres de usuario ;) Mil gracias!